Con lo que veo, los « católicos » tradicionalistas anti-Gender se están volviendo totalmente locos ahora (véanse el discurso del padre Jorge Loring, jesuita, fallecido hace ya 5 años, pero cuyos videos son virales y compartidos por muchos católicos creacionistas aterrorizados por la oleada actual de la homosexualidad. En el menú que nos proponen : caricatura de lo que es la ideología del Género (los promotores del « Gender » no niegan la existencia de la diferencia de sexos : simplemente creen que ésta no es coronada por el Amor, y que no tiene el monopolio del Amor), fundamentalismo natalista, naturalismo desdeñoso, desprecio hacia las personas homosexuales reducidas a las leyes que se aprueban en nuestro nombre, vehemencia y Verdad sin Caridad.
 

El principal malentendido de los pro-Vida, es que reducen la ideología del Género a una mera cuestión de « falta de sentido común », de « mala fe », de « negación de la realidad », de « mentira », de « peligro », de « ideología » (¡ término ideológico en sí !) mientras que en la realidad de las creencias, de las intenciones y de las sinceridades, es todo lo contrario. Están completamente desconectados de la realidad intencional y fantasmática de nuestros contemporáneos : por ejemplo, los defensores del « amor homo » y del « matrimonio igualitario » por lo general nunca defienden la maternidad subrogada, nunca van a decir que la diferencia de sexos y que la naturaleza no existen (al contrario, ¡ las idolatran !), nunca van a pretender destruir la diferencia sexual o el matrimonio o la familia (sólo quieren « abrirlos » y « diversificarlos »), ni imponer que los chicos se hagan de mujeres y viceversa. Ellos celebran la omnipotencia de los sentimientos (es decir, para ellos, el « Amor »), punto muerto.