Madre mía… Estos autores defienden la « derecha », la « heterosexualidad » (el diablo disfrazado de diferencia de sexos), y sólo se oponen a la politización/legislación de la homosexualidad : no a la homosexualidad en si. Inducen que la homosexualidad privada no plantearía ningún problema (lo que es falso!). Resulta ser una indiferencia hacia las personas homos y a lo que vivimos, indiferencia homófoba que se hace pasar por una apertura y una justicia « hetero gay friendly ». Horrible. Y la mayoría de los pro-Vida van a aplaudirla y « compartirla ». Qué tristeza.
 

 

Además, el matrimonio NUNCA ha sido natural. Sino, todos estaríamos casados. El matrimonio es una realidad libre y SOBRENATURAL. Los que defienden el matrimonio « natural » no son católicos !